Niniwalker es el único andador aconsejado por pediatras

nini-04

lunes, 08 jun 2015

El uso del andador estimula a los niños a andar y agiliza el aprendizaje del bebé permitiendo paseos más largos y cómodos tanto para él como para el adulto. Pero no todos los andadores del mercado son adecuados. El Niniwalker es el único recomendado que proporciona al niño la postura anatómicamente adecuada para que aprenda a andar de manera segura.

El peligro de los andadores tradicionales

Los pediatras alertaron hace tiempo ya del peligro de los tradicionales andadores o tacatás que estuvieron de moda en los años setenta. En los últimos años, se han desaconsejado por completo y hasta el gobierno canadiense ha impuesto la prohibición de vender, revender, publicitar e importar este tipo de andadores. El motivo no es otro que provocar la ralentización en el desarrollo de los pequeños y suponer un peligro para el bebé. Según la Asociación Española de Pediatría, los andadores tradicionales son la segunda causa de accidentes en niños en el segundo semestre de vida y esto es esencialmente debido a que muchas veces, al usarlo se les da autonomía completa y de ahí los accidentes al quemarse en los hornos de las cocinas caer por escalones o golpearse debajo de las mesas. Además, al realizar el movimiento de caminar dentro del tacatá, los niños no ejercitan ni el equilibrio, ni aprenden a sostener el cuerpo sobre sus piernas y generalmente cuando no están fisiológicamente preparados. El bebé tampoco aprende a mover sus brazos, lo que es fundamental para coordinar el equilibrio e iniciar la marcha. Otro de los inconvenientes de los tradicionales andadores además de la precoz autonomía, es que los bebés se acostumbran a una velocidad que no es real y que luego les puede traer serias caídas al caminar solos al no tener la capacidad de medir los riesgos que produce este ritmo excesivo.

Para evitar estos problemas y facilitar el aprendizaje seguro de la marcha, nace el Niniwalker. Este innovador andador permite al bebé adoptar una postura erguida y natural, sin tener que ser sujeto brazos en alto al ser ayudado por el adulto que a su vez que no tiene que doblar la espalda cuando lo acompaña. Otra ventaja importante a tener en cuenta es que diferencia de los andadores tradicionales, el Niniwalker solamente se utiliza cuando el bebé está preparado para su uso y cuando es capaz de mantenerse de pie. Seguro para los niños y para los padres, el Niniwalker se convierte así en el método más innovador de aprendizaje.